Actividades constructivas para nuestros hijos
Nadia Hernández Castillo, M.A. 809-533-5338

Especialista en Psicometría

18/04/2015

Elegir actividades divertidas y constructivas para nuestros hijos puede convertirse en todo un reto. Como padres protectores y amorosos queremos darle a nuestros niños y niñas siempre lo mejor y sin importar cuál, los chicos siempre encontrarán una actividad que disfruten realizar.

 

Inscribirlos en un programa por las tardes es esencial para su desarrollo, inculcándoles valores saludables y el amor por el ejercicio hasta la importancia del trabajo en equipo y la dedicación. Hoy en día contamos con tantas opciones que van desde clases de arte, cocina, música y bailes hasta natación, football y equitación.

 

Antes de tomar una decisión para hacer una buena elección, lo primero es encontrar una actividad o un deporte que resulte divertido e interesante para el niño o la niña, teniendo en cuenta varios factores:

 

 

 

 

 

 

¿Cuáles son las fortalezas y debilidades de tu hijo/a?

 

Cada niño tiene distintas habilidades y fortalezas. Las actividades extracurriculares representan un buen camino para desarrollar las habilidades de los niños y minimizar sus debilidades de una manera sutil y relajada.

 

Los deportes que se realizan en equipo pueden ayudar con la atención y concentración, la salud física y ayuda a tener un sueño de calidad, desde tempranas edades son un elemento importantísimo para desarrollar las habilidades sociales y motoras ya que ayudan con la coordinación, el balance y la buena comunicación con sus compañeros.

 

En muchas ocasiones ayuda con los problemas de disciplina, el manejo de emociones y el control de los impulsos. Mientras los niños van creciendo el deporte de equipo se va volviendo mas competitivo. Algunos ejemplos son el football, basketball, baseball, volleyball.

 

Los deportes que se realizan de forma individual han demostrado ser eficaces para aumentar la atención y las habilidades sociales. De manera especial para mejorar la autoestima ya que pueden no ser tan competitivos, ayudan en el proceso de aprendizaje, razonamiento, las matemáticas y las habilidades motoras finas.

 

Hoy en día se está recurriendo cada vez más a las terapias de movimiento como una alternativa a las terapias tradicionales para trabajar las emociones y el comportamiento, así como también las artes siempre han sido reconocidas por sus cualidades terapéuticas como el drama y la música.

 

Es más probable que los chicos disfruten de un deporte o una actividad si el ambiente donde lo realizan es relajado mientras se divierten, reciben apoyo y ánimo departe de sus padres.

 

El propósito es que estas actividades motiven a los niños de manera positiva, sea cual fuere su elección, ayudándolos a desenvolverse adecuadamente y desarrollar sus habilidades. Mantén tus expectativas reales y apropiadas para su edad, recuerda que posiblemente tengan que experimentar diferentes actividades antes de elegir la más adecuada para ellos.

Visitas: